Un dormitorio hace en muchas ocasiones más funciones de las que debería por el simple hecho de que no se puede destinar una habitación para cada actividad. Muchos dormitorios juveniles en Móstoles se distribuyen siguiendo estos trucos para conseguir una buena capacidad en el espacio.

En los dormitorios juveniles de Móstoles se tienen en cuenta varias cosas. Hay varios espacios que requieren especial atención como son la zona de estudio y la zona de descanso. Son dos áreas principales y las que más ocupan.

El escritorio debe de ser lo más amplio posible, evitando colocar cosas en la superficie de la mesa. Destina estanterías y cajones para guardar materiales y libros. Si es necesario colocar un ordenador, siempre es mejor ampliar la zona de mesa. La disposición a tener en cuenta dependerá también de dónde se encuentren las tomas eléctricas y dónde ilumina más la luz solar.

La zona de descanso puede contener solo la cama, pero si hay espacio, se pueden añadir otros elementos. Esto también condicionará el tamaño de la cama. Para una habitación juvenil individual, el tamaño normal sería de 90 centímetro, pero las de 1,05 no son mucho más grandes. La cama debe ir siempre con la zona de la almohada orientada hacia la puerta por el efecto tranquilizador que produce. Igualmente, al ser un objeto muy amplio es bueno dejarlo en una zona pegada en la pared pora evitar coger superficie innecesaria.

Los armarios suelen quitar muchísimo espacio y es bueno reducir al máximo la zona, ya que suelen ser de unos 60 centímetros de fondo, más es el espacio de la apertura de las puertas. La mejor opción siempre son los empotrados, pero, si no es posible, aprovecha las esquineras para ocupar menos y ganar en profundidad.

Desde Muebles Los Ángeles esperamos que te sirvan estos consejos y que disfrutes de una buena distribución de tu habitación.